Perezoso Maestro del Calabozo – Capítulo 039

También, subyugación de goblins

 

—¿Qué les parece una comisión de subyugación de goblins también? Podrían incluso hacer una de jabalíes mientras están en ello.

Lo decía como si aceptar la comisión fuese básicamente ir a comprar comida rápida.

Aún, a pesar de que usualmente sean comisiones de subyugación, parece que puedes aceptar la comisión tras haber hecho las subyugaciones. Como las comisiones se completan trayendo partes como evidencia, no cambia nada si las aceptas después. Pero como no hay peaje al salir de la ciudad si la aceptas de antemano, no tienes que preocuparte de que retiren la comisión. Bueno, parece que esta es una recomendación.

Los goblins son cosas destructivas que arruinan campos. Parece que el objetivo de ésta son los que se están propagando hacia los campos afuera del portón norte. Hay también campos de cultivo dentro de la ciudad, pero como las parcelas son caras, la tierra es cultivada en todas partes. Como sólo son jabalíes y goblins los que destruyen los campos, con hacer que aventureros los cacen basta. Comparándolo con los costos de la tierra, parece considerablemente barato.
Los jabalíes no aparecen mucho y su carne es deliciosa, así que normalmente son comprados por una a dos monedas de plata cada uno, dependiendo de su tamaño. La parte requerida para comprobar su subyugación era su nariz, pero al parecer esa también es la parte más deliciosa.
Mientras tanto, los goblins se convertían en buen fertilizante cuando se los cortaba y enterraba esparcidos a lo largo del campo. Después de cortarles las orejas, me dijeron que sólo hacía falta dejar los cuerpos cerca del campo… ¿Y qué hay de la aparición de muertos vivientes? ¿No les preocupa?

Las subyugaciones de goblins y jabalíes siempre aparecían como comisiones de rango F y cuando traías las orejas correspondientes a cinco goblins recibías treinta monedas de cobre.
Los jabalíes eran diez de cobre por traer el hocico, o uno de cobre y el hocico. Al parecer cortaban el hocico en tres partes si decidías quedártelo. (Lo hacían para evitar que la gente trajese de vuelta el mismo hocico. No lo dividían en dos porque eso normalmente pasa durante el combate.) Los jabalíes eran deliciosos en dos sentidos, no tenía que preocuparme tampoco por transportarlos debido a [Almacén].

Y así, nos dirigimos al oeste esta vez, buscaremos activamente en cualquier dirección que podamos encontrarlos. Ichika estaba rebosando de motivación por los jabalíes… Pensé eso, pero, no era para tanto. Me pregunto por qué.

—Los cazaba cuando era una aventurera… probablemente no mucho ahora… seh, no es nada. Ah, garantizo su sabor, ¿sí?

Creo que es un poco tarde como para empezar a motivarse.

 

*

 

Así, nos dirigimos a la puerta oeste para cazar conejos.
A pesar de que tenía grandes esperanzas en la maestra Carne, quería ver cómo la novata Ichika trabajaba.
De todas maneras, es una ex-aventurera rango C, así que definitivamente debería estar a su altura.
Particularmente cuando es para algo delicioso.
Como estaba desarmada por el momento, le presté mi espada.

—Ah, gracias. Bueno, desarmao e’tá bien para conejos, a decir verdad. Su valor baja si arruinas su pelaje. Por eso e’ sentido común derrotarlos evitando dañarlos todo lo posible.
—¿Hmm? Pero no puedes escurrir su sangre de esa manera.
—¿Escurrir su sangre? ¿Qué e’ eso?

… Eh, ¿no sabe sobre escurrir sangre?

—Si escurres toda la sangre de la carne, la carne no huele mal. El sabor mejora también. Es mayormente la sangre lo que hace a la carne maloliente después de todo.
—¡Eeh! No sabía eso. Sabéi mucho a pesar de no tener sentido común, eh. Ya veo, no olerá… entonces muchos tipos de carne se volverán sabrosos eh… Fufufu.

Ichika babeaba imaginando la carne. En serio, su apetito es demoníaco.

—Bueno, ¿cómo lo hacéi?
—Será más fácil si lo ves en acción… Carne, ve y caza uno.
—Sí.

Carne se adentró en el bosque. Treinta segundos después, volvió con un conejo. Su cuello estaba magníficamente cercenado con un solo corte.
Lo suspendí tomándolo por sus pies, haciendo que la sangre brote de él y formando un charco en el suelo frente mío.

—Si lo haces de esta manera, cuando lo decapitas y lo cuelgas de cabeza, su sangre se drenará. Cuando la sangre deje de salir, eso es todo… Fácil, ¿cierto?
—Ooh… La maestra Carne cazó algo tan pequeño como si nada. Quiero decir, treinta segundos para cazar un conejo, ¿fuiste cazadora antes de convertirte en esclava? Sabías dónde e’taba el conejo en el bosque…
—¿? ¿No es fácil? Los puedes encontrar por su olor.
—Claro, Mentora es una niña-bestia. Sabía eso… No, estuvo bueno con esos brazos pequeñitos…

Decía cosas como esa, pero ahora era su turno.
Quería ver qué tan práctica era, así que dejé a Carne escurriendo la sangre del conejo y la seguí por detrás.
Adentrándose en el bosque, Ichika a veces paraba y escuchaba atentamente.
Después de aproximadamente cinco minutos, repentinamente blandió la espada y arremetió verticalmente hacia el suelo a sus pies.

—Bien, supongo que ansí está bien. Oh, sale mucha sangue-

Rápidamente, el conejo decapitado fue levantado de sus pies. Como se esperaba de una ex-rango C, parece que pudo terminarlo con un solo golpe limpio.

—Un, fuerza normal. Talando su cuello con un solo golpe… pareces alguien con habilidad.
—Ansí e’~, era una exploradora después de todo. Una daga ya habría… bueno, me bastaría con un cuchillo de cocina. Podría usar un arco para conseguir pájaros o algo pa’ comer también.

Un cuchillo de cocina eh, haremos uno al regresar.

—También puedo cocinar~, no fui acaso una gran compra~. ¿Quieres saber algo? Mi precio original era quince de oro, ¿sabéi? En seeerio, cincuenta de plata por mí… Le arranqué eso de un mordisco.
—Es la primera vez que escucho tu precio original, ¿pero no es definitivamente por habérselo arrancado?

Me puse tenso por escucharlo incluso ahora.

—Pero hasta los goblins saben bien cuando escurres su sangre ¿cierto? No pensé que sabrían taaaaaaaaan mal.
—Lo comiste…
—Antes de hacerme esclava, e’tuve en la arena subterránea de la capital imperial pa’ pagar mi deuda… bueno, mi amo organizaba lo que él llamaba un [Festín Extraño]… Tenía que pelear contra varios demonios, comiendo todo de una. Comía goblins y otra’ cosa’ como esa, todo menos los huesos… La hueva de goblins sabe… muy mal… Tahaha…

Ichika rio avergonzada.
¿Así que hasta hay algo como una arena subterránea?
Las instalaciones de entretenimiento de este mundo hieden a crimen también, eh.

Por ahora, volvimos a donde estaba Carne.

—Ah, bienvenido, Amo.

Alrededor de Carne, que estaba de pie con el conejo en mano, había cinco cadáveres de goblins. Todos los cinco tenían los cuellos cortados limpiamente.
Atraídos por el olor de la sangre, y atacando ya que había una niña pequeña, parece su suerte les cambió.

—Seh…
—Ah~, pasó después de todo~. Tenía un sentimiento~…

No lo noté en absoluto.

—Muertes inmediatas eh…. Mentora Carne, ¿cómo los derrotaste?
—Me rodearon, así que, como tenía el conejo en una mano, usé la otra.

Reproduciendo sus movimientos, Carne sostuvo el conejo en su mano izquierda y el golem espada en la derecha. Se arremolinó como una bailarina de ballet con su pie izquierdo actuando como eje.
El peso de la espada era suficiente para cortar las cabezas de los goblins.
A pesar de que estaba siendo asistida por el golem ropa, yo no le enseñé esos movimientos.
… No tiene asistencia de movimientos como el mío, sólo aumento de fuerza física.

—… Esos no son los movimientos de un rango F… ¿Qué clase de entrenamiento hiciste?
—No sé…

De todos modos, la comisión de supresión goblin está hecha.
Les corté las orejas como prueba.

—Bueno, les dejo los cuatro conejos restantes a ustedes dos.
—¿Eh, y qué hay de Amo?
—…No soy bueno con las espadas… el cliente pidió carne deliciosa, así que yo estaré a cargo de escurrir la sangre por aquí.
—¿En serio? Parecías entrenado por la manera en que estabas caminando.

Ah, esa era la asistencia del golem ropa.
¿Hmm? ¿No haré nada en esta comisión? ¡Comer sin trabajar es lo mejor!
…Ah, pero estar a cargo de escurrir es un trabajo eh…

 

*

 

—Carne~

Cuando el conejo fue hallado, su cabeza desapareció en un instante.
A pesar de que Ichika era una ex-aventurera de rango C, estaba un poco preocupada por la emoción mostrada en el desempeño de Carne.

—… Es decir, Mentora, ¿eso es una espada mágica?
—No sé. Amo me la dio.

Sacudiendo rápidamente la espada en mano, la sangre voló hermosamente. No había necesidad de usar [Limpieza], evidencia de que la espada era en efecto, muy buena. Era también prueba de que su técnica podía cortar limpiamente.
Carne alzó su espada, una vez más buscando conejos. Ichika sostenía la carne de conejo.
Carne era excelente buscando a su presa. Ser capaz de diferenciar el olor a sangre de los conejos muertos del olor de los conejos vivos en los alrededores, Ichika sentía que ya no era solo habilidad.

—Pero, Carne fue entrenada en varias cosas a pesar de ser «Carne», eh.
—¿? ¿Qué quieres decir?
—¿Eh? No, «Carne» es… ah. Lo entiendo.

Ichika recién lo entendió. Su amo probablemente la llamó [Carne] sin saber que carne significaba [(Carne) de Esclava Sexual].
Y su amo le dijo que le enseñase cualquier sentido común que se le ocurra. Si así es como era, debería haberle dicho para ahora. Los esclavos no podían ir en contra de las reglas de sus dueños, hasta los comandos verbales.

—…Ah~. [Carne] significa—

Más o menos, Ichika le enseñó un significado oscurecido de lo que [Carne] significaba realmente.
A pesar de que estaba oscurecido, Carne definitivamente entendió el significado.
Para Carne, ella estaba consciente del significado del acto, con sus vagas memorias de ello.
(¿Así que era algo como eso?)
Lo entendió como si le hubiera pasado a otra persona.
Entonces, pensó por un momento.
La cabeza de un conejo voló por los aires mientras pensaba. La cantidad de cadáveres aumentó en uno.

—Mantengamos este secreto de Amo.
—…. ¿Oh?

Ichika alzó sus cejas inquisitivamente.
Carne, respondió mirando fijamente al conejo.

—Este nombre… es algo que Amo me dio por primera vez, es algo que atesoro. Si mi nombre cambia, o si se mantiene como es ahora, no es un problema. Así que está bien guardar un secreto.

Se sentía algo raro, pero Ichika contuvo su respuesta al ver la sonrisa fascinante de Carne.
Se parecía a un aventurero mitad-bestia que Ichika conocía.
Los hombres-bestia, instintivamente sentían que los nombres que les daban sus padres eran valiosos. Él decía eso, de hecho, estaba orgulloso de que la hayan dado un nombre asociado con el héroe, siempre se extenuaba para poder cumplir con él.
Al estar orgulloso de tu nombre, no te avergonzarías de él. Aunque ella haya perdido su nombre original cuando se hizo esclava, los hombres-bestia absolutamente no lo perderían.
Aunque en la superficie parecería que lo abandonaron.
Sin embargo, la expresión de Carne se veía tan determinada como la de él. Al mismo tiempo se sentía contenta.
Si fuese a ponerse en palabras, sería algo como [Puedo hacerlo].
…Para Ichika, esa no era para nada la expresión de una niña.

—Pero ese es un problema eeeh, le prometí a Amo. ¿Carne también sabe cierto? Él dijo: «Enseñar sentido común» … No puedo ir en contra de un comando verbal como esclava, ¿cierto?

Carne inclinó la cabeza y respondió.

—Ichika, enseñaste sentido común. No estás rompiendo la promesa.
—… Amo no dijo a «quién» enseñar. Kuku, ¿ba’tante astuta, eh, Mentora?
—¿Mantendrás el secreto de Amo? Si se lo dices, me enojaré, ¿sí?

A juzgar por las apariencias, el collar de Carne parecía haberse encogido un poquito..
Sin embargo, Carne simplemente sonrió, empujando la última cabeza de conejo.

 

 

<- Capítulo Anterior | Tabla de Contenidos | Siguiente Capítulo ->

Notice
Advertisement
Recommended Series
Advertisement
Advertisement