Otra comisión designada

 

—Realmente se durmió…

Ichika balbuceó algo incomprensible cuando salimos de la posada.
Me había acostumbrado a usar [Limpieza] antes de salir. Dejé la sala limpia esta vez también… ¡No fue sin querer! ¡Lo planeé desde el principio!1
Aaah, mis músculos me duelen hoy también~. Como era de esperarse~. Dormí solo nueve horas después de todo…

…Suficiente monólogo.
Bien entonces, qué sigue… Compré un esclavo, que era el propósito de esta visita. ¿Qué tal si regresamos?

—¿Eh? ¿No vamos al gremio? ¿No haremos otra comisión?
—Está bien, no vamos en serio al respecto. No es como si quisiera particularmente ser un aventurero, ¿sabes? Pero sería conveniente si hubiese un calabozo de rango al que pudiésemos entrar.
—Las rango C están bien entonces. La mayoría de los calabozos tienen limitaciones, ¿sabes?

Con lo de las limitaciones de rango, se refiere a que el gremio no permite a gente de rangos inferiores entrar.
Igual podrías entrar y morir bajo tu propio riesgo, pero no se te daría información del lugar mientras tu rango sea insuficiente. En el caso de que el calabozo esté siendo gestionado, lo tratarían como caza furtiva te confiscarían tu botín. Es más, recibirías una multa.

—Por cierto, ¿conoces el [Laberinto Blanco] de la capital imperial?
—Probablemente todos los aventureros sepan de ella. Es un calabozo al que puédei ir a partir del rango C, en el centro de la capital imperial. Pero creo que hay otros calabozos cerca a los que puédei ir desde cualquier rango.

En el libro escrito por Haku, [Introducción al Estudio de los Calabozos], «Los calabozos son un fenómeno natural, cosas que pueden crecer. Los calabozos que crecen hasta cierto punto son capaces de formar nuevos calabozos, como si estuviesen empezando una familia.» El calabozo para la Batalla de Calabozos fue un calabozo derivado creado por Haku.
Incidentalmente, «Un calabozo podría crecer rápidamente en un día, o posiblemente degenerarse. Esto es llamado la fase de transición.» estaba escrito con una hermosa caligrafía en el memo de «Cosas de las Batallas de Calabozos».

—Había pensado en ir a visitar, así que ir a una rango C estaría bien.
—Heeh, a visitar. Con confianza asombrosa, eh… Ahora que lo pienso, había sido capturado hasta el piso cincuenta y dos cuando era una aventurera… ¿Habrá progresado desde entonces?

Como tenía más de ciento cincuenta pisos, supongo que decir un treinta por ciento era correcto… ¿Supongo que era muy difícil?

—Ansí que, ¿a dónde vamos?
—A nuestra base fuera de la ciudad. Regresaremos ahí.
—…Hmm, con fuera de la ciudad, no te refiérei a los barrios bajos tras la puerta sur, ¿cierto? Si tendremos que detenernos a descansar en la noche, ¿está la base muy lejos?
—Así es, Está en las montañas. A medio día corriendo.
—Entonces es sentido común decirle algo al gremio. Bueno, los rangos F no van tan lejos después de todo.

Ahora que lo pienso, el portero dijo que «la recepcionista estaba preocupada». En realidad tenía «esa» actitud.
La última vez salimos apresurados, pero no hay realmente ninguna razón apremiante esta vez. ¿Por qué no ir a decir algo?

—Está bien, no haría daño ir a decir algo. Me falta un poco de sentido común.
—Entendido, infórmales si sabes.

Es importante tener un ayudante con el sentido común local después de todo. Rokuko no se molesta con el sentido común humano, como es una Núcleo de Calabozo, y Carne ignora la sociedad debido a que ha sido criada como esclava. En cuanto a Haku… ella sabe sobre el sentido común, pero no puedo simplemente ir a preguntarle…

Bueno, la hora pico del gremio eran las mañanas… o no. El tablero de comisiones estaba desarrollando su propia hora pico y se abarrotaba de gente. ¿Tal vez deba volver más tarde?
Aunque Carne me haya preguntado cuál comisión quería que le hiciese traer tras mirar el tablero de comisiones, no elegí una esta vez. Solo de paso.
¿Hmm? ¿Tal vez es más rápido ir a hablar en el mostrador? No puedo permitirme perder más horas de sueño, terminemos con esto rápido.

Tras el mostrador estaba la Recepcionista de siempre—… ¡Otra persona! ¡Vi a otra persona ahí por primera vez!
Mostrándole mi tarjeta de gremio, decidí saludarla.

—Disculpe, soy Kehma, el aventurero de rango F, saldré de la ciudad por un rato.
—Sí… Ah, iré a buscar a la persona a cargo de usted, espere un momento.
—¿Eh? Ah, sí.

Decidí esperar tranquilamente, como se me fue indicado.
Escuché a Ichika preguntar si hice algo malo, pero no sabía realmente… ¿acaso se filtró al gremio el hecho de que soy un Maestro de Calabozo?
Tras esperar unos momentos, la recepcionista usual llegó.

—Buenos días.
—Ah, buenos días… ¿pero por qué tú específicamente?
—¿No te lo dije todavía? Estoy asignada a ti. Espero poder trabajar contigo de ahora en más.

«Asignada a mí» quería decir que ella era mi recepcionista dedicada. Parece que hay un trato preferencial con aventureros especiales. Con una recepcionista dedicada, cosas que necesitarían documentos oficiales podrían ser procesadas sólo con unas palabras. Eso y, las recepcionistas dedicadas estaban obligadas a darte prioridad por sobre otros aventureros. Si te veían formando fila en el mostrador te llamarían para pasar adelante y ser atendido. Cosas como esa.
También parece que te pueden dar información económica y consejos. Poniendo de lado la disposición de esta recepcionista hacia los esclavos, ella hacía su trabajo apropiadamente, así que no hay problema con que sea mi recepcionista dedicada. Pero estuve intentado de descifrar por qué… ah, eso es. La Cabeza del Gremio dijo que puede que Carne y yo seamos sus nietos.

—Así que, me dicen que saldrás del pueblo hoy….
—Iré a entrenar a las montañas un poco. Estuve pensando en poner mi mira sobre el [Laberinto Blanco] tarde o temprano… Ahora que lo pienso, la [Cueva Común] era un calabozo de rango F ¿cierto? ¿No hay problemas con que vaya a revisarla?
—¿Entrenamiento? Entiendo… A pesar de que la [Cueva Común] es definitivamente un calabozo, no te hagas muchas expectativas. A parte de su núcleo de calabozo, no tiene nada que lo distinga como calabozo. El resultado de la investigación del otro día fue [Sin Anormalidades].

Parece que no hay problema en que vaya.

—Bien, por favor hazme saber si hay algo más. Y por favor, nunca levantes tu espada en contra del Núcleo de Calabozo real. Los calabozos son muy valiosos académicamente, por eso son objetos protegidos… Si les pasa algo, un anuncio saldrá al aire y aventureros de rango A estarán en camino para asesinarte.

Ah, es bueno saber eso… previene que otros dañen a Rokuko amenazando con el título de un aventurero de rango A.
Cuando le pregunté su ubicación, me mostró un mapa relativamente crudo comparado al del menú, diciendo que estaba en algún lugar cerca de donde apuntó.

—Ah sí, por cierto, otra comisión designada vino para ti.

La recepcionista, que visiblemente acababa de recordar algo, sacó un boleto de comisión.
Este no era para limpieza de baños. Era para procurar carne de conejo.

—Me dijeron que las brochetas de carne hechas con la entrega de Su Señoría Kehma fueron, en vez de ser de mala calidad, muy deliciosos y populares… Se vendieron bien, y se agotaron para la tarde. El vendedor alardeó, diciendo que de ahora en más compraría hasta seis por día como máximo por doce de cobre. Si es posible, quiere que le digas tu secreto.

Ahora que lo pienso, esas brochetas de ayer eran de otro puesto, al parecer…
Esa comisión ciertamente decía que la carne era para «la próxima semana», ese día fue probablemente ayer, entonces.
No lo sabía. De caso contrario hubiese ido a ese puesto a comer deliciosas brochetas de carne.
Bueno, Ichika probablemente no podría haberlas comido, debido a que se agotaron a la tarde.

—¡Ooh! ¿¡Ricas brochetas de carne!? No pasarás de largo eso, ¿verdad? ¿¡Amo!?

Ah, parece que tendré que aceptar esa comisión designada de carne, ¿eh?
Pero está bien, no tengo ninguna prisa particular en volver.

 

 

<- Capítulo Anterior | Tabla de Contenidos | Siguiente Capítulo ->

Advertisements

Leave a Reply