Batalla de Calabozos: Inicio de la guerra

 

Con eso, tres días después de haber decidido tener una batalla de calabozos, llegó el día de la guerra.

—…De alguna manera lo hicimos a tiempo…
—No, realmente no pudimos hacerlo, usamos demasiado PC de una…
—No armamos una fuerza bélica, eh…

Nos abastecimos de muchas cosas. No solo para la defensa, sino también para la ofensiva…
De todos modos, mi mira se halla puesta sobre el núcleo de calabozo enemigo… Bueno, me aseguré de usar el PC correctamente. Fui económico, pero aun así gasté alrededor de 80 000 PC. Sin embargo, fueron gastos necesarios.
Ya extraño los días donde me preocupaba por cosas de 100 PC y 200 PC…

—Quiero decir, Kehma… Esa almohada, ¿qué es?
—¿Eh? ¿Esto? Esta [Almohada Celestial (10 000 PC)], ¿qué tiene?

10 000 PC de los 80 000 PC fueron gastados en eso.
No, eso no fue un desperdicio, ¿sabes? ¿No es acaso esencial el tomar descansos eficientes para trabajar óptimamente? Por lo tanto, esta [Almohada Celestial] fue un gasto necesario.

—¿Y qué hay para mí? Todavía tenemos PC de sobra ¿cierto?
—Por ahora, el PC sobrante es para lidiar con lo que suceda… ¿Qué te parece invocar 10 000 PC en goblins?
—¿¡Por qué goblins!? No me gustan tanto, ¿sabes?
—Entonces cuando la batalla acabe, Rokuko puede usar 10 000 PC como ella quiera. Sea en gachapon, goblins, o dragones, o goblins… o goblins.

De todos modos, a través de las renovaciones mayores, arreglamos la mayor parte de la cueva que era piedra desnuda y tierra. Ya no podía ser llamada una [Cueva Común], era un imponente calabozo. Debería pensar en un nuevo nombre… eh, no lo haré tan pronto.

—Carne también hizo un buen trabajo.
—…Hahi…

Le di palmaditas a la completamente exhausta Carne. A pesar de que se veía cansada, su cola perruna se meneaba de lado a lado.
Parece que podremos hacerlo. No logro recordar cuántos golems hice en los últimos tres días… Incluso hice golems que no eran híbridos. Sep.
Rokuko dijo algo grosero como «Eh- ¿estás haciendo normales también?» Bueno, eso es porque los golems ordinarios fueron los que se convirtieron en nuestra mano de obra. Eran mezclas de piedra y arcilla. Separarla hubiese sido trabajoso así que los usé sin molestarme. ¿Supongo que parecían golems de arcilla?

 

*

 

—¿Cómo están las preparaciones? Chloe.
—Todo fue sin problemas.

El calabozo derivado del [Laberinto Blanco] de la capital imperial, el [Juicio Blanco]. El calabozo repentinamente apareció cerca de las afueras de la Capital Imperial. Por supuesto, este es el calabozo de Núcleo de Calabozo nro. 89… de Haku; designado para la batalla de calabozos en esta ocasión. Por supuesto, fue nombrado por Haku misma. Ella decidió registrarlo usando ese nombre en el gremio de aventureros una vez la batalla de calabozos termine.

Este calabozo hecho con más de 50 000 PC tenía cinco pisos en total. Los minotauros merodeaban, lanzas salían de los pisos y las paredes, y trampas de flecha estaban plantadas por doquier. Es más, había hombres-lagarto patrullando en todas partes. Y, entre los monstruos, había unos cuantos armados con armas mágicas alrededor de 10 000 PC cada una… claro, varias.

—Incidentalmente, Chloe. ¿No parece que mi reserva de armas ha disminuido?
—¿Tal vez fueron retiradas por la 17°ma División de Caballeros el otro día? Deberíamos castigarlos severamente.
—Ah, no tiene caso entonces. A pesar de que recuerdo algo como un hacha de Minotauro, posiblemente haya sido otra cosa.
—Las hachas suelen ser así.
—… Ara ara, parece que los hombres-lagarto han entrado.
—Esta área era originalmente una colonia de hombres-lagarto.
—Pero ¿no tenían acaso esos primitivos ninguna relación con nosotros cuando llegamos aquí?
—No hay nada que hacer al respecto, debido a que vinieron por su cuenta.

… Obviamente, estaba ocultando que los 50 000 PC no cubrían todos sus gastos. Claro que como ella no gastó PC en ellos, no rompía las reglas. En cuanto a los Caballeros de la 17°ma División cuyos crímenes aumentaron… Recemos por su felicidad en la próxima vida.

A pesar de que este [Juicio Blanco] estaba recién hecho, sería difícil salir vivo de ella para unos aventureros nuevos. Incluso los grupos de aventureros de Rango C, conocidos como de clase media, la encontrarían difícil de despejar.
Hasta Rangos B la llamarían difícil debido a la masa de monstruos esperando ansiosamente la batalla en la entrada.

Para su ofensiva, había preparado quince minotauros (3 000 PC), cincuenta hombres-lagarto (200 PC), y cien goblins (20 PC).
Haku los eligió deliberadamente, eran monstruos PC-eficientes.
Tenía por lo menos una conciencia mínima. Ninguna de sus tropas ofensivas estaba equipada con armas mágicas.

—Entonces, ¿qué tal si empezamos pronto? Chloe, da la señal.
—Sí, como Su Excelencia lo ordene.

Abriendo el menú, señaló la [Cueva Común].
Estaba acostumbrada a realizar desembolsos grandes como este.

—Pequeña nro. 695 ¿puedes oírme?
[Querida hermana, ¡Sí, puedo oírte! Por favor trátame bien hoy–]

Una voz tierna se transmitía a través del menú. Una sonrisa se asomó en la cara de Haku.
A esta niña… que estaría atacando despiadadamente… sería difícil.
Sin embargo, se encargaría de no exagerar y ser odiada. Haku pensaba en ello.

Fufu, me pregunto si tus preparaciones están terminadas.
[¡Cualquier momento está bien!]

—Entonces… allí vamos. Batalla de Calabozos, ¡empieza!

Las palabras de Haku dieron la señal de que las cortinas de la batalla se levanten.

 

*

 

Un portón apareció en la entrada del calabozo cuando comenzó.
Los golems preparados por la [Cueva Común] se agolparon en el portón del oponente, que era lo suficientemente ancha incluso para que un grupo de caballeros pueda pasar.

—Ya veo, golems… eligió monstruos de alta eficiencia para la vanguardia, entonces. Ciertamente es barato preparar bastante cantidad de golems de arcilla.

Los golems tenían la característica de poder moverse tanto como necesiten dentro de los calabozos, que estaban llenos con maná, así que sus costos de mantenimiento eran excelentes. Sin embargo, su tiempo de reacción para atacar y defender era lento y no eran ágiles para nada.

—Haz que los hombres-lagarto ataquen.
—Hombres-lagarto, ¡carguen!

Ambos ejércitos arremetieron a través de los portones. Haku, quien había juzgado que los golems simplemente aplastarían a los goblins que ella había invocado, hizo que los hombres-lagarto lideren el asalto. El turno de los goblins vendría después de que la captura del calabozo empiece, como reconocimiento. No era momento de enfrentar una pérdida.

Saltando a través del portón, los hombres-lagarto rebanaron a los golems. Aunque algunos fueron aplastados bajo sus pies, debido a su velocidad superior, la mayoría fue capaz de volverlo una batalla unilateral… Mientras tanto, el [Juicio Blanco] estaba siendo invadido.

—¡El enemigo ha invadido!

La lamia reportó fuerzas enemigas en el mapa. Esta persona también era uno de los vasallos de Haku. Este día, cinco de los vasallos de Haku estaban en la Sala del Núcleo, incluyendo a Chloe. La armadura viviente fue la encargada de dar direcciones al asalto de los hombres-lagarto hace unos momentos.

Sus introducciones fueron postergadas, pero la alineación del [Juicio Blanco] para la batalla de calabozos era como sigue:
Amelia, la lamia, a cargo de la defensa.
Dolche, la espectro, a cargo de reportar daños.
Sally, la armadura viviente, a cargo de las fuerzas de combate ofensivas.
Misha, la mujer-gato, a cargo de las fuerzas de reconocimiento ofensivas.
Y luego Chloe, la súcubo, asistente general de Haku.
Haku haría las llamadas generales y supervisaría.

—Número de intrusos… ¿¡aproximadamente doscientos!?

Los depositarios se estremecieron con el reporte de Dolche.

—¿Bromeas, verdad? ¡No es posible que haya tantos! Hasta puedes ver que no hay tantos…-
—¡No es eso! Los enemigos, ¡no son golems! ¡Son ratas!
—¿¡Ratas!?

Sorprendida, Haku alzó la voz.
Aparentemente, los golems invasores llevaban consigo cajas llenas de ratas, por supuesto, había una reacción hostil hacia cada una de ellas, así que fueron especialmente invocadas y puestas bajo control. Incuestionablemente, las ratas eran enemigos. Si siquiera una llegaba al núcleo de calabozo… al núcleo falso del [Juicio Blanco], significaría la derrota.
Los golems de la [Cueva Común] abrieron las cajas con las que cargaban, dejando que las ratas rebalsen.

—¡Rápido, extermínenlas!
—¡No se puede, los minotauros no pueden lidiar con ellas debido a que son muy pequeñas!
—¡Envíen la mitad de los goblins a exterminar a las ratas! ¡Será malo si no lidiamos con ellas!
—¡Han atravesado el primer piso! ¡El enemigo está invadiendo el segundo piso!… el total de enemigos… ¡alrededor de quinientos!
—¿¡Las trampas!?
—¡No sirven, son muy pequeñas y no logran impactar! ¡La cantidad siendo acertada por flechas es como disparar bolas de fuego a un lago!
—¡Dirijan a los hombres-lagarto al calabozo! ¡Exterminen las ratas! ¡Exterminen las raaatas!

Sus vasallos se apresuraron.
Haku, por otra parte, recuperó la compostura.

—Creo… que está usando las ratas como reconocimiento.
—Eh, es… simplemente una cuestión de tiempo hasta que terminen. Disculpen, han llegado a la recta que lleva a las escaleras del primer piso.
—Está bien, Chloe. Honestamente no me esperaba esto, ¿me pregunto qué sigue? Es la primera vez que es así de difícil… ah, Amelia, instala algunas trampas de llamas en los pasajes del tercer piso, deberían ganarnos algo de tiempo.
—Ah, ¡gracias!

Si en el piso no había ningún invasor, era posible instalar trampas en él. La trampa era un poco cara, pero no había de otra.
Pero calmó a Haku.
A pesar de que las ratas sean excelentes como reconocimiento, no podían despejar.
Como la sala del jefe estaba colocada en frente a la sala del núcleo, ésta no podía ser alcanzada sin vencer al minotauro rojo, que era el jefe.

—Parece que ya han resuelto lo de los golems. Nuestra invasión puede continuar.
—Sí, mientras más rápido lleguemos a su núcleo, antes podré ver a la pequeña nro. 695 …

 

*

 

—Oooh, genial.

Viéndolos avanzar gradualmente a lo largo de las construcciones ante mí en el mapa, murmuré emotivamente.

—Oye, están llenando el mapa con un asombroso ímpetu… ¿pero por qué sus tropas están yendo tan lejos en esa dirección? ¿Le da alguna ventaja a mi querida hermana?
—Podrías decirlo. Pero no creo que una victoria sea posible con esto.

Como era de esperarse, el mapa del calabozo enemigo no aparece durante la batalla de calabozos. Era natural, dado que hacer un laberinto no tendría sentido si se pudiera ver el mapa desde el comienzo. Si se supiese dónde el núcleo de calabozo está, sería aburrido.
Pero en el lado defensor, el mapa se mostraba como siempre, con los enemigos indicados para ver cómo iba la invasión.

—Amo, el cuerpo de avance de golems, todos los cincuenta. Aniquilados.
—Claro, de acuerdo al plan.

Por cierto, ese grupo de golems eran casi todos golems de arcilla creados con [Crear Golem]. Los golems invocados fueron puestos en la vanguardia, un regalo de ser económico. También podía ser llamado usar residuos. Por encima de todo, ser tacaño con el PC fue bueno. A pesar de que usé piedras mágicas para que no sospechen nada, aun así, era una décima parte del costo normal.
Es más, sus cuerpos rotos podían ser reciclados al recolectarlos si estaban dentro del calabozo. Del mismo modo, sus piedras mágicas no eran destruidas.

—Entonces, siguen los pozos trampa que Carne cavó. Me pregunto qué pasará.

Gentilmente acaricié la cabeza de Carne, viendo como la batalla progresaba.

 

 

<- Capítulo Anterior | Tabla de Contenidos | Siguiente Capítulo ->

Advertisements

Leave a Reply