Perezoso Maestro del Calabozo – Capítulo 022

Por ahora, una noche

 

Ya era tarde para cuando regresamos al gremio de aventureros.

—… Sí, felicidades por completar la comisión. Aquí está la recompensa de ocho monedas de cobre.

La recepcionista que me miraba ferozmente iba más allá de ser brusca.
Hmph, ¿por qué está mirándome así si ni siquiera trato mal a Carne?

—Con eso, hay una moneda de cobre adicional para la joven señorita como una recompensa especial. Es de parte del cliente para ser pasada directamente a la joven señorita, junto con un mensaje. Aquí tienes.
—Heeh, eso es bueno, Carne.
—S-sí.

Carne tomó la moneda de cobre del mostrador.
Ya que Carne era pequeña, la recepcionista se agachó considerablemente para pasársela.

—… Amo, aquí.

Y luego inmediatamente me lo presentó a mí después de recibirla.
… No, ¿no es mejor si te la quedas?

—… Úsalo como quieras.
—A-aquí.

Tercamente me la seguía presentando… sería una molestia que sigamos frente al mostrador.
A regañadientes, la acepté. Se la daré de nuevo a Carne como mesada luego de esto.

—De acuerdo, gracias.
—Nn… ♪

Aceptando la moneda de cobre, le di unas palmaditas en la cabeza. Carne se veía realmente feliz. Su cola de perro se meneaba yendo y viniendo.
S-sí, señorita recepcionista, no me mire así. Duele… ah, cierto.

—Quiero ir a una posada por aquí, ¿hay algún buen lugar?
—Puedes reservar una cama con cuatro monedas de cobre si vas al barrio bajo del portón sur, pero la seguridad no está garantizada… ah, si quieres podrías dejarme a la pequeña señorita para que la cuide. Estaría bien incluso si es gratis.
—No, me abstendré de ello…

¿Q-qué está tramando esta recepcionista? O mejor dicho, ¿no está tan solo tratando de acercarse?
¿¡Y qué hay con este sentimiento de que hará algo a Carne!? ¿Quizás hará algo terrible a Carne mientras la cuida por una noche?
Kuh, no sé qué será, pero debería mantenerme atento cerca de esta recepcionista.

—… Una noche, algún lugar en el que podamos dormir con seguridad por alrededor de cuarenta monedas de cobre, sería bueno si la comida fuese rica.
—Entonces, en estos alrededores, el [Pabellón del Pájaro Cantor Durmiente] estaría bien. Una noche y una comida están a treinta y cinco monedas de cobre.

Parecían ser términos bastante buenos. La recepcionista estaba haciendo su trabajo de recepcionista adecuadamente.
Decidí dirigirme allí luego de inspeccionar el área con un mapa.
Aunque los aventureros normales con un ingreso diario de ocho monedas de cobre no podrían quedarse allí, era algo trivial con mi otra ocupación como Maestro de Calabozo. Bueno, mis fondos se encontraban bastante ajustados en este momento.
… Cierto, ganaré un poco más desde mañana en adelante. Tan solo trabajé un poco desde que vinimos al pueblo y, además, nos registramos hoy en el gremio… oh, pero el trabajo fue finalizado con facilidad.
Me pregunto si es imposible conseguir seguridad y dinero sin trabajar…

Incluso si convierto el calabozo en una base, sería difícil hacer los viajes hasta aquí ya que tomarían medio día corriendo a toda velocidad. Creo que caminando tomarían alrededor de un día.
Sin considerar lo que necesitaríamos para pasar una noche… bueno, aquí está el [Pabellón del Pájaro Cantor Durmiente].
Es una linda posada de madera. Gracias por la recomendación, señorita recepcionista. Aunque no sepa qué estas tramando.
Cuando abrí la puerta, una mujer se encontraba en la mesa de recepción.

—Disculpa, fui referido aquí por el gremio de aventureros, ¿tienen habitaciones libres?
—¿Umm? Sí, tenemos. Referido por el gremio. Entonces ¿eres un aventurero? Serían treinta y cinco monedas de cobre por una noche con una comida, pero… ¿umm? Esa niña es una esclava, huh. ¿Qué hay de la esclava? Son cinco cobres para rentar el establo.
—Ah, esta quiere dormir en la misma habitación que yo… ¿hay una tarifa adicional?
—… No cobramos adicionalmente por algo como eso. ¿Qué hay del alimento de la esclava? Serían dos cobres.
—Está bien entonces. Reservaré una habitación por una noche.

Traté de darle siete cobres y una moneda de plata ya que no contaba con suficientes monedas de cobre, aunque cuando me di cuenta de que el cambio serían monedas de cobre, tan solo le di la moneda de plata.
El cambio fue de sesenta y tres monedas de cobre… oi, contar es agotador. Estaba pensando en ello, pero utilizó una herramienta que parecía una caja de monedas para contarlas en grupos de diez, así que no fue tedioso. Es una herramienta bastante conveniente, ¿no? Sin embargo, tomó treinta y siete de las cien que salieron. El proceso fue un poco sofisticado.

—Estadía de una noche entonces. Ah, ¿quiere que la comida sea llevada a tu habitación?
—Si es posible.
—De acuerdo, entonces está bien… oh cierto, apreciaría si utilizases [Limpieza] en las sabanas antes de dejar la habitación. Bueno entonces, aquí tienes la llave. Tu habitación es la número siete, se encuentra en el primer piso.

Acepté la llave y me dirigí a la habitación.
Cuando abrí la puerta con un «7» escrito en ella, el interior realmente parecía como el de una posada.
Y acerca de la ventana… sí, no tenía vidrios y, en vez de ellos, utilizaba tablas de madera. Parecía una puerta doble con bisagras. Hablando de ello, me pregunto si habrá vidrio en este mundo. Tengo la sensación de que el valor del golem de agua está aumentando.
Herramientas mágicas de luz se encontraban habilitadas para iluminación. Me dijeron que colocar una piedra mágica en el interruptor para encenderlo era una característica especial de la posada. Parece que está bien utilizar tus propias piedras mágicas o las vendidas por la posada.
Adicionalmente, puedes utilizar tu propio poder mágico incluso si no cuentas con una piedra mágica… aunque necesitarías estar recargándolo.
Por cierto, aunque esta fue la primera vez que lo escuché, cuando las piedras mágicas son completamente utilizadas y gastadas, desaparecen. Parece que duran más si son cargadas periódicamente con poder mágico.

Luego viene la crucial cama, pero tan solo se sentía como sabanas baratas en un marco de madera. Era bastante duro. De hecho, era como una tabla.
Era más o menos como unas sábanas baratas, una encima de otra, tan sólo un poco mejor que un banco en el parque.
Creo que el [Futón] de 5 PC es superior a esto. Podría llegar incluso a ser mejor.

—Dormiré en el piso, ¿sí?
—No, dormiremos juntos. Hace frío.

Quiero comer la comida y acostarme tan pronto como sea posible… El dolor muscular de antes aún duele.
Quizás seré incapaz de moverme mañana sin ser movido forzosamente por el golem ropa…
Pensando en ello, utilicé [Limpieza] en Carne y en mi mientras esperábamos por la comida.

—Cierto, aquí tienes tu parte de la recompensa de hoy.

Tomé cinco monedas de cobre, pasándoselas a Carne. Fue una división equitativa, más su extra.

—¡N-No puedo aceptarlo! No hice nada.
—¿Acaso no fue Carne quien halló la comisión y me dijo que era posible con mi [Limpieza]? Con eso, está bien.
—P-Pero…
—Esas brochetas de carne a la parrilla estaban a cinco cobres cada uno ¿no?… Me gustaría comerlos con Carne~
—… L-Lo aceptaré.

Probablemente debido a que mencioné las brochetas, pude escuchar el sonido de un estomago rugir.
No el mío. El de Carne.
… Ahora que lo pienso, ella no ha comido nada desde que llegamos a Sia, ¿no? Solo el desayuno.
Me siento culpable por haberme comido esas manzanas, solo.

Luego de un rato, alguien de la posada trajo nuestra comida a la habitación.
La mía consistía de dos panes y una sopa de vegetales, mientras que la Carne eran tan solo dos panes. Ya veo, con que esa es la diferencia.
Compartí la mitad de mi sopa de vegetales con Carne y forcé el pan duro dentro de mi boca.
La sopa de vegetales estaba bastante buena. Sep. Era insípida, pero dejaba la sensación del sabor natural del vegetal.

 

*

 

Ahora, dejamos la habitación luego de una noche. Mi cuerpo se sentía rígido y crujía, pero el dolor muscular no estaba tan mal. Me salvé.
Esta vez Carne fue capaz de ser utilizada como una almohada-abrazable sin orinarse. Ir al baño antes de dormir es algo importante después de todo. Intentó desvestirse mientras nos recostábamos, pero la detuve.
Recuerdo que me pidieron que utilizara [Limpieza] en las sabanas antes de irme, así que las limpie rápidamente. Le estaba agarrando la mano a [Limpieza]… era probablemente entretenido quedarse anonadado al encontrarse con la habitación completamente impecable. B-Bueno, debería estar bien si queda así de limpia.

—Carne, ¿tienes todo?
—Todo listo.
—De acuerdo, entonces en vez de desayunar, compremos algo de una tienda.
—S-Sí.

Devolví la llave a la mujer, abandonando la posada.
Era una típica posada asequible… también el resultado de recolectar información.
Ahora que lo pienso, me pregunto si Rokuko se encuentra bien estando sola en el calabozo… probablemente esté bien. Después de todo, se encontraba sola antes de que yo llegara.

Estoy gradualmente empezando a extrañar la Habitación Maestra del calabozo.
Apurémonos y recolectemos más información útil para regresar….

 

 

<- Capítulo Anterior | Tabla de Contenidos | Siguiente Capítulo ->

Advertisement
Recommended Series
Advertisement
Advertisement