Perezoso Maestro del Calabozo – Capítulo 001

¡No quiero trabajar…!

 

—No quiero trabajar.

Así fue como respondí cuando Dios me preguntó qué condición querría, para que yo, Masuda Keima1, fuera invocado a otro mundo.

—…Umm, ¿qué querías?
—Una vida en la cual no necesite tener que hacer nada sería buena…
—… ¿Incluso si eres reencarnado como un árbol o algo similar?
—Oh, eso sería grandioso~

Dios suspiró con una expresión sorprendida.

—Sabes… ¿estuviste escuchando lo que te dije cuando te pregunté por tu condición?
—¿Eh? ¿Qué fue lo que dijiste?

Creo que estuvo hablando sobre la circulación de maná y sobre algo acerca de monstruos, pero realmente no le estaba prestando atención.

—En tu mundo original, ¿podrías haber investigado algo así como un golem? ¿Eso no te llena de motivación…?
—¿Eh? Jajaja, no realmente. Los estudiantes de hoy en día podrían ser así, quizás.

Ser capaz de hacer una robot sirviente a la cual poder dejar a cargo de todo, y vivir tranquilamente en confort es mi sueño.
Este Dios ya entendió que soy un fracaso después de tan solo haberle dicho unas palabras, me pregunto qué dirá sobre mi si le dijese sobre mi sueño.
Por cierto, en realidad tonteé bastante investigando sobre un kit de robots prefabricados de 30 centímetros con capacidad de moverse en el colegio. Pero ¿hacerlo yo mismo? Demasiado tedioso…

—Sep, se acabó el tiempo… era una oportunidad especial, pero trataré preguntando a la próxima persona.
—Ehh…
—Um, tan solo te permitiré entender idiomas. También, si trabajas con empeño te daré una bendición proporcional.
—No quiero trabajar…
—Hay magia en el mundo en el cual vas a reencarnar, pero no creo que la civilización se haya desarrollado hasta el punto donde no tengas que trabajar. Además, el hecho de que estés siendo invocado probablemente significa que alguien quiere que hagas algo.
—Quiero ir a casa…
—Hum, haz lo mejor que puedas, ¿vale?

Mi visión fue cubierta por una brillante luz.
Y así, fui invocado a otro mundo.

 

*

 

—¡B-bien! ¡La invocación ha sido exitosa!  … Eh, espera, ¿¡u-un humano!? ¿¡Por qué!?

No sé qué tipo de principio habría detrás de ello, pero aparecí en una habitación cuyas paredes brillaban con un blanco pálido.
Ante mis ojos se encontraba una lolita2 vistiendo un vestido blanco. Una niñita del tipo tierno, a la cual los lolicons3 codiciarían.
Desafortunadamente, las prefiero mayores, lo siento.
… Siendo un fetichista de pies, sin embargo, tendrían que tener medias de encaje hasta las rodillas.

—¿Por qué?… ¿Por qué ha salido un debilucho incluso gastando todos mis PC…?
—… ¿Puedo dormir?
—¿¡Eh…!?
—¿Puedo irme a dormir? Oh, ¿hay un futón?
—¿¡E-esa cosa haaabla?!

Qué diablos. Ella sigue ladrando aun cuando le dije que tengo sueño.

—Ugugu, ¿¡qué!? ¡No escuché nada acerca de un monstruo de gacha que hable! … Oh, claro, es un humano, ¿eh? ¿Quizás es por eso que habla?
—Oi, quienquiera que seas… me estás dando dolor de cabeza, haz silencio.
—Oh, u-un… Espera, ¿¡qué te crees!? ¡Yo soy la invocadora, tu deberías estar escuchando lo que yo digo!
—Oi, niñita… ¿dónde están tus papis? Me gustaría volver a casa.
—¿¡A quién llamas niñita!? D-de a-acuerdo, ¡tú eres un monstruo invocado por un Núcleo de Calabozo! ¡Te haré trabajar hasta que mueras!

Núcleo de Calabozo… monstruo… sep, no lo entiendo. Fui invocado, ¿así que soy un héroe o algo por el estilo?

—Oye, ¡date prisa y sal a matar a esos bandidos! Gasté un total de 1 000 PC en ti, ¿¡así que en realidad eres bastante fuerte, no!?


Acaba de empezar a hablar sobre cosas peligrosas, oi.

—De acuerdo, te escucharé por un poco, así que habla. ¿Qué es un Núcleo de Calabozo, qué son monstruos, y que es esa cosa pe ce de la que hablas? Y por lo de haber sido invocado… Esa parte la entiendo.
—¿Eh? ¿Qué? ¿Quizás es inteligente ya que puede hablar? Quizás es un tipo de mago… De acuerdo, está bien. Este es mi calabozo.
—¿Una niñita es un Maestro del Calabozo…?
—Hmm, sabes acerca de los Maestros de Calabozo. Pero no hay un Maestro de Calabozo en mi calabozo. Ah, si tuviera que decirlo, ¿supongo que yo sería la Maestra del Calabozo?

Obviamente no sé qué son los Maestros de Calabozo de este mundo, pero me imagino que son algo similar a los de los juegos de fantasía.
Pero, Núcleo de Calabozo… en otras palabras, es el corazón del calabozo. ¿Esta niñita es…?

—Más bien, dijiste los humanos son unos debiluchos, pero ¿acaso tú no eres humana?
—No lo soy, es solo que mi apariencia es la de un humano… espera, ¿¡qué pasa con ese tuteo!? ¡Llámame Maestra!
—Ah, pensándolo bien, aun no te he preguntado tu nombre, huh. ¿Cuál es?
—¿El mío? Es Núcleo de Calabozo nro. 695.

¿Un número? Lo que es simplificarse el trabajo… Vale, si hay una nro. 695, supongo que eso significa que por lo menos hay otros 694. Si es así, los nombres serían unos de los primeros atajos que tomaría.

—Entendido, Rokuko.
—¿Eh? ¿Qué?
—Pues, es difícil tener que estar diciendo Núcleo de Calabozo Numero tanto y tanto, así que he decidido que tu nombre será Rokuko4 Tu nombre completo es Núcleo de Calabozo Rokuko. Ah, soy Masuda Keima.

Rokuko, anteriormente llamada Núcleo de Calabozo nro. 695, me miró y empezó a decir algo.

—¿Eh? ¿Mashtudah Kehma? … ¿Es un apodo? Más bien, ¿qué haces yendo y decidiendo por tu cuenta–

[Nombramiento recibido, un Maestro ha sido reconocido.]

——¿Eh?

No entiendo qué está sucediendo, pero así fue como me convertí en un Maestro de Calabozo.

 

| Tabla de Contenidos | Siguiente Capítulo ->

 

  1. El apellido original es 増田 y se lee «Masuda». En este caso es un juego de palabras con la palabra マスター (Masutah) que significa «Maestro» en japonés.
  2. El término lolita o nínfula se refiere a una niña o adolescente que no ha alcanzado la edad de consentimiento sexual y resulta muy atractiva sexualmente a los hombres mayores.
  3. Es una forma un poco más sutil de decir pedófilos.
  4. «Seis», «nueve», y «cinco» se dicen «roku», «kyuu» (o «kuu»), y «go», respectivamente, en japonés. Kehma abrevia las iniciales a Rokuko.
Notice
Advertisement
Recommended Series
Advertisement
Advertisement